Discípulos misioneros

Lectio
Divina



El Evangelio según San Marcos



  * Inicio

  * Guía para
    el uso de
    este material


  Lectio Divina
  con liturgia
  dominical
  Ciclo B

   3 dic. 2017 a
   1 dic. 2018


  * Adviento
   3 dic. a
   24 dic. 2017


  * Tiempo de
  Navidad

   Vigilia 24 dic.
   2017 a
   8 ene. 2018


  * Ordinario
    1a. parte

   9 ene. a 13 feb.

  * Cuaresma
   14 feb. a 24 mar.

  * Semana
     Santa

   25 a 31 mar.

  * Pascua
   1 abr. a 20 may.

  * Ordinario
    2a. parte
    may. - jun. - jul.
    agosto - sept.
    octubre - nov.

  Enlaces
  * La Biblia
    en línea

  * CEBITEPAL
  * Lectionautas
  * La Biblia
    en K'iche'

  * Inicio CEG

  Material en formato
   pdf. Necesita
  Adobe Reader,
  descárguelo gratis
  aquí

Tiempo ordinario Ciclo B

Descargar este contenido

Este evangelio se aborda desde las siguientes perspectivas:

A) UN EVANGELIO PARA DISCIPULADO EN TIEMPOS DIFÍCILES

Escrito por Marcos recogiendo la predicación de Pedro en Roma y las primeras experiencias de la fe cristiana en el mundo a mediados del siglo I d.C., el Evangelio según San Marcos está dirigido a quienes se preparan a ser o son ya discípulos de Cristo y deben afrontar la prueba de la persecución y de la muerte. Su esquema es por ello el de un drama, es decir, un desarrollo dinámico, impactante en su brevedad, capaz de urgir actitudes claras de parte de quienes han escuchado la llamada del Señor y son parte de su Iglesia en el mundo:

• Los discípulos deben evitar caer en el peligro de confundir a Cristo con un “obrador de milagros”, con uno de los dioses del paganismo.
• Por otra parte, deben vivir con fidelidad la creciente presión adversa de la sociedad que rechaza el mensaje cristiano, tal y como ha rechazado al Mesías, Hijo de Dios a quien tiene por centro el mismo Evangelio según San Marcos (cfr. Mc 1, 1ss).
• Por tanto, sin caer en el fatalismo, los miembros de la comunidad cristiana de Roma deberán reconocerlo presente el crucificado como hace precisamente un compatriota suyo, el capitán romano (Véase Mc 15,39)
• En todo su camino discipular deben cultivar el verdadero conocimiento del Mesías como diría San Pablo: Y, estando entre ustedes, no quise saber otra de cosa sino de Jesucristo y, más estrictamente, de Jesucristo crucificado (cfr. 1 Co2,2).

Prevaleciendo en la gran mayoría de los domingos de este ciclo, hay que recordar que el Evangelio de San Marcos puede comprenderse según dos grandes secciones donde se describen el misterio de Cristo y el camino de su seguimiento:

Primera Mc 1,1-8,30 El misterio del Mesías rechazado
Esta primera parte está claramente subdivida en las secciones:

a) 1,14-3,6 Del ministerio de Juan el Bautista a la revelación de Cristo Mesías
b) 3,7-6,6ª El comienzo del ministerio de Cristo y la formación del primer grupo de discípulos
c) 6,6b-8,30 La predicación del Reino de Dios a todos los hombres

Segunda Mc 8,31-16,20 El cumplimiento de la misión de Jesucristo Hijo de Dios
A su vez se subdivide:

a) 8,27-10,52 La subida a Jerusalén y los secretos del camino del seguimiento
b) 11-12 La estancia de Jesús en Jerusalén: el rechazo del Reino de Dios
c) 13 La visión del futuro del Reino y de la historia humana
d) 14-16 El escándalo de la cruz, la revelación del Mesías y la confirmación del seguimiento cristiano

B) UN EVANGELIO PARA “DESCUBRIR A JESÚS, EL CRISTO”

El relato de Marcos ofrece a la comunidad que lo lee dominicalmente o en otros momentos de la vida personal o grupal, una escuela de discipulado: un acercamiento progresivo al rostro de Cristo que tiene ciertas características:

a) Jesucristo, Hijo de Dios, es también verdaderamente humano y capaz de sentimientos hacia lo humano: Hijo adoptivo de José. Verdadero hijo de María, carpintero con parientes concretos (Mc 6,3) siente compasión hacia los demás (1,41;6,45) y se extraña de la falta de fe de sus seguidores (6,6). Su mirada es profunda y penetrante de la interioridad de cada uno (3,5,34;5,32;10,21;11,11) se muestra angustiado por la muerte de la cual en todo momento es consciente y cumplidor voluntario, llegando a compartir en modo vicario el grito de la humana desesperación (Mc 15,34)
b) Cristo es cercano a todos y llama a “estar con él”: Si bien entre las gentes define claramente un grupo de seguidores que han de prolongar su misión de anuncio del Reino (Mc 3,14ss), en todo momento comparte la fatiga, el descanso, la tranquilidad, el alimento y el servicio (Mc 6,31)
c) Cristo es maestro, profeta y pastor: Sobre todo de las gentes sencillas abiertas a la Palabra (2,13). Como pastor llega a manifestar sufrimiento porque el hombre no tiene quien le guíe (6,34). A su vez, como los profetas antiguos, es acreditado por el Padre con signos poderosos, destinados no a “convencer y arrastrar seguidores”, sino a ayudar a creer en su Palabra, pues la fe se define siempre como un riesgo y un acto más allá de los milagros (cfr. He2,2).
d) Cristo es Mesías “en secreto” y es Mesías crucificado: Queriendo en todo momento ser libre del mesianismo político inmediatista. Él impone silencio a los demonios que le proclaman como presencia trascendente de Dios (Mc 1,24-25). Pero también impone silencio a los discípulos (Mc 8,28-30) como lo hace con el leproso (7,36), con los padres de la niña devuelta a la vida (5,43), con el curado de la sordera (7,36). Él quiere ser reconocido solamente en la cruz, pues la fe en Él y no el triunfo sobre el mundo es lo que define al “verdadero discípulo” (1 Co 1,23;2,2).

C) UN EVANGELIO PARA SEGUIR Y TESTIMONIAR A JESÚS

Mientras se proclama o se lee y mientras se medita, el Evangelio de Marcos servirá sólo en la medida en que cada uno se coloque en actitud de apertura y aprendizaje, de discipulado. Este discipulado implica:

a) Disposición, capacidad de abandonarlo todo para seguirle: Movimiento “doble” que se manifiesta claramente en las primeras vocaciones relatadas por Marcos y que tiene lugar a orillas del mar de Galilea: “dejar para tener” (Véase por ejemplo Mc 1,16ss).
b) Actitud de contemplación y de transformación progresiva: Ir educando la fe al contemplar atentamente los relatos de milagros a las discusiones de Jesús con sus adversarios. En todo momento queda claro que el seguimiento es un “camino difícil” donde uno necesita de la ayuda del mismo Señor (Véase Mc 1,14-6,6).
c) La generosidad para con todos y la capacidad de ruptura de relaciones fuera del Reino: Para ser parte de la familia de Jesús, todo ha de ser puesto en segundo término tal y como Él lo ha hecho (Véase Mc 6,7ss).
d) Apertura y renovada capacidad de maduración: Los discípulos muchas veces “no comprenden” (Véase por ejemplo Mc 4,42ss) el camino de abajamiento y muerte de su Maestro. Ellos mismos son prisioneros de criterios e imágenes mundanas del poder y el triunfo (Véase Mc 9,16ss). El camino de los discípulos ha de ser como el de su guía, pero antes ha de probar el escándalo y el abandono hacia el Señor (Mc 14,50). Al final se deberá “volver a Galilea”, es decir, a la fe sencilla del comienzo, iluminada por la luz radiante de la resurrección (Mc 16,7).
e) Entrega misionera, testimonial: Tal es en Marcos el último mandato del Señor a quienes en su vida terrena le han seguido: Y Él les dijo: “Id por todo el mundo y proclamad la buena nueva a toda la creación” (Mc 16,16). Ya al interno del mismo evangelio según San Marcos se revela a un Cristo enviado del Padre que “proclama la Buena Nueva de Dios (cfr. Mc 1,14s), que forma el grupo discipular (Mc 1,16ss) para que “estén con Él y para enviarlos a predicar” (cfr. Mc 3,13ss).

Según San Marcos, sólo en el misterio de la cruz tomado como camino de discipulado-imitación es posible encontrar la potencia liberadora de todo hombre y al mismo tiempo la entrada auténtica a la familia de los hijos de Dios (cfr. Mc 3,1ss) y es a partir de la cruz donde Cristo es confesado y encontrado como “resucitado” (cfr. Mc 15,39) de donde parte su anuncio al mundo (cfr. Mc 16,9ss).

Mons. Víctor Hugo Palma Paúl
Responsable de la Animación Bíblica Pastoral, 2008-2011
Conferencia Episcopal de Guatemala

Extracto tomado del libro “Este es el Hijo de Dios”
Comentario Bíblico a las Lecturas Dominicales ciclo B
Animación Bíblica de la Pastoral
Conferencia Episcopal de Guatemala