Sección de Familia
Comisión de Laicos y Vida Consagrada

Actividades
e Informes

Presentación

Miembros

Contáctanos

Página
inicio CEG

Comisiones CEG

Pastoral Familiar en facebook


MENSAJE
ENCUENTRO NACIONAL DE PASTORAL FAMILIAR
La Verapaz, agosto 17,18 y 19 del 2012

Reunidos en la Casa Guadalupe, Santa Cruz, Diócesis de La Verapaz, Guatemala, el 19 de agosto del 2012, con el Arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago y Presidente de la comisión de Pastoral Familiar, Monseñor Oscar Julio Vián Morales y el Obispo de la Verapaz, Monseñor Rodolfo Valenzuela y nosotros, los miembros del Equipo Central y los delegados de Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Santiago y Arquidiócesis de Los Altos, de las Diócesis de Escuintla, Sololá/Chimaltenango, Jalapa, Zacapa/Chiquimula, Quiché, San Marcos, Santa Rosa, Suchitepéquez/Retalhuleu, Vicariatos Apostólicos de Petén e Izabal y los movimientos y asociaciones de familia, ASOVID, FEDEVIDA, Encuentro Matrimonial, Encuentro Católico para Novios, Equipos de Nuestra Señora, Hogares Nuevos, Restauración Familiar, Matrimonios en Victoria, Movimiento Familiar Cristiano, Un Camino Mejor, Vida Ascendente, reafirmamos la verdad de que “la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado” (Artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que también se encuentra contenida en el Artículo No.1 de nuestra Constitución de la República de Guatemala).

Misión de la Familia

La familia está inscrita en la naturaleza humana y se basa en la unión voluntaria de un hombre y una mujer en la alianza matrimonial de por vida. La institución del matrimonio sobre todo ofrece a la pareja amor y alegría y también tiene como objetivo la procreación y la educación de los hijos. La unión matrimonial también ofrece seguridad en tiempos de problemas, el fundamento de una sociedad que equilibre el orden y la libertad y la solidaridad entre generaciones. Desde el punto de vista de la Iglesia, la familia es formadora de personas, la primera, insustituible y mejor educadora de los niños. La familia es la educadora en la fe, no tanto con las palabras como con las acciones, con lo que vive, con lo que hace. Es promotora del desarrollo, del amor a los demás, del hacer solidariamente todo lo que pueden por los otros.

En Aparecida, se afirma que la familia es “patrimonio de la humanidad” y uno de los “tesoros más valiosos de Latinoamérica”. Todo debe estar supeditado a la familia. La familia es espacio y escuela de comunión, fuente de valores humanos y cívicos, fuente de vocaciones sacerdotales y religiosas. La sociedad las necesita para animar, aprobar lo que nosotros los laicos comprometidos emprendemos en pro de la familia. Todos tenemos que re evangelizarnos.

Amenazas a la Familia

En la actualidad, los ataques a la familia están creciendo en número e intensidad. Las ideologías del estatismo, el individualismo y la revolución sexual ponen en entredicho la esencia del matrimonio y de la familia. Recientes cambios en las leyes y en las políticas públicas de gobiernos de todo el mundo corrompieron el significado y la dignidad del matrimonio, devaluaron la paternidad, alentaron el divorcio fácil y los nacimientos fuera del matrimonio, confundieron su sexualidad, promovieron la promiscuidad, crearon las condiciones para que aumentara el abuso infantil, aislaron a los ancianos y fomentaron la despoblación. Estos cambios fueron, han sido y están siendo los principales promotores de la desintegración de la familia en nuestro país y en el mundo entero.

Como respuesta a todo ello, en el XVIII Encuentro Nacional de Pastoral Familiar hemos trabajado los siguientes ataques a la familia:

        • La pérdida del valor de la vida
        • Violencia en todas sus formas
        • El divorcio
        • La Infidelidad
        • La drogadicción
        • La migración
        • Suicidios
        • Mal uso de la Tecnología
        • Falta de Espiritualidad
        • Homosexualidad
        • Falta de Comunicación en la familia
        • No asumir las responsabilidades del padre y la madre en el hogar
        • Alcoholismo
        • Pornografía
        • Falta de Vocaciones



Nuestras Convicciones y Compromisos

Concluimos con las siguientes afirmaciones y con la esperanza de un mejor futuro para nuestra sociedad

        • La familia, es la base fundamental de la sociedad.
        • La familia es la unión de un hombre y una mujer a través del sacramento del matrimonio creada
         con el fin de compartir el amor y la alegría, engendrar niños, proveer su educación moral, cívica
         y cristiana, construir una economía doméstica, ofrecer seguridad en tiempos de crisis y unir a
         las generaciones.
        • El vínculo sexual auténtico es la unión matrimonial entre un hombre y una mujer, el único
         abierto a la natural y responsable transmisión de una nueva vida.
        • La santidad de la vida humana debe protegerse desde la concepción hasta la muerte natural.
         Cada persona recién concebida tiene derecho a vivir, a crecer, a nacer siendo engendrados por
         medio del acto esponsal entres sus padres.
        • El aborto, la eutanasia y todas las formas de manipulación de los seres humanos en estado
         embrionario o fetal, o en la etapa final de la vida, son ataques contra el ser humano.
        • La familia es anterior al Estado y los gobiernos legítimos existen para proteger y apoyar a la
         familia.
        • La pobreza, el hambre, la desnutrición y la degradación del medio ambiente han sido producto
         de la injusticia, la importación de ideologías del extranjero, no así por la sobrepoblación, término
         que se ha utilizado para combatir a la familia.
        • El verdadero peligro demográfico que afronta la tierra en este nuevo siglo es la crisis de
         natalidad. Nuestras sociedades necesitan más personas, no menos.
        • La familia es la principal fuente de prosperidad económica y social.
        • En el matrimonio, los hombres y las mujeres son iguales en dignidad y derechos, que son
         innatos, pero diferentes en muchos aspectos en cuanto a sus necesidades esenciales.
        • La complementariedad de los sexos es una fuente de fortaleza. Hombres y mujeres presentan
         profundas diferencias biológicas y psicológicas. Sin embargo, cuando se unen en matrimonio,
         se fortalecen.
        • Los padres son los primeros educadores de sus hijos y tienen el derecho de educarlos para su
         bien siendo responsables de su formación moral, cívico y cristiano, en cooperación de otras
         instituciones.
        • Las pastorales familiares deben incluir en su programa el conocimiento de los nuevos medios
         de comunicación social para hacerse presente en ellos y comprender a las nuevas
         generaciones que los usen.
        • La pastoral familiar debe interactuar con otras pastorales como primera infancia, infantil,
         juventud, educación y social.

Nos comprometemos a elaborar una guía de formación para los agentes de Pastoral Familiar que ayude a acompañar a los jóvenes y a las parejas para prevenirles frente a las nuevas problemáticas que atacan a la familia y atenderlas sistemáticamente desde el Sacramento del Matrimonio en todas las etapas de su desarrollo familiar.

A los 19 días del mes de agosto del 2012, en la Diócesis de la Verapaz, Santa Cruz, Guatemala.

Descargar este mensaje



Actividades
e Informes

Presentación

Miembros

Contáctanos

Página
inicio CEG

Comisiones CEG

Pastoral Familiar en facebook